Sopaipillas pasadas

Un clásico chileno que tiene sus raíces en la comida árabe. Plato típico de días de lluvia. Se pueden hacer con o sin zapallo, pasadas en chancaca o remojadas en pebre.

Mi combinación clave es zapallo –> chancaca / Blancas –> pebre

En este dia lluvioso haremos unas ricas sopaipillas pasadas.

Ingredientes:

500 gr de harina blanca sin polvos.

100 gr de manteca.

1 taza de pure de zapallo

Agua tibia.

3 cucharaditas de polvos de hornear.

Sal a gusto

Para el remojo:

1 pan de chancaca.

2 tazas de agua.

La cáscara de 1 naranja o de 1 limón.

2 cucharaditas de maicena (almidón de maiz).

Procedimiento:

Lo primero es cocer el zapallo hasta que este blando, luego molerlo con un tenedor. No eliminar el agua de la cocción porque la usaremos para la masa.

Lo segundo es picar la chancaca en varios trozos y remojarla en 1 1/2 (una y media) taza de agua fría.

Llevar la manteca en una taza al microondas solo para ablandarla, no importa si una parte queda liquida.

En un bowl grande mezclar la harina con los polvos de hornear, la sal, la manteca y el zapallo. Mezclar e integrar los ingredientes. Si es necesario, agregar de a poco el agua tibia de la cocción del zapallo, amasar por unos 15 minutos. Debe quedar una masa homogénea que apenas se pegue a las manos. Si se pega, espolvorearse las manos con harina para su fácil manipulación.

Sacar un trozo de masa y cubrir con un paño la que no vamos a trabajar para evitar que se seque. Con el trozo que seleccionamos hacer pequeñas bolitas del tamaño de una pelota de ping pong y aplastarlas para que queden de medio centímetro, hacerle hoyos con un tenedor. Apoyar en un paño limpio y seco y cubrir con otro paño para que no se seque la masa mientras se reune la cantidad suficiente para comenzar a freir.

Calentar aceite en una olla y agregar las masas. Se deben rotar para asegurar un color parejo. Al retirar escurrir en un plato con toalla de papel para eliminar el exceso de aceite.

Paralelamente pondremos al fuego la olla con la chancaca remojada en agua (esto es algo que aprendí con años haciendo sopaipillas). De esta manera se diluirá casi instantáneamente, luego agregar la cascara de la naranja. En media taza de agua fría diluir 2 cucharaditas de maicena y agregar a la olla de chancaca cuando este caliente. Revolver hasta que se sienta con un leve espesor y apagar el fuego.

Cubrir las sopaipillas con la chancaca.